¿Tu Suelo Es Arcilloso?

suelo arcilloso

Sabemos que los suelos arcillosos suelen ser en muchas ocasiones un dolor de cabeza.  El conocimiento del tipo de suelo del que dispones en tu  jardín o huerta es un dato imprescindible que necesitas conocer.

Según el tipo de suelo de que dispongas, podrás tomar unas decisiones u otras, podrás cultivar un tipo de plantas determinado a las que les resultará más fácil crecer. También podrás tomar decisiones en cuanto a los complementos nutritivos que deberás aportar y las acciones que habrás de ejecutar si quieres cultivar plantas que no sean las más adecuadas para su tipo de suelo.

En primer lugar, deberás constatar si tu suelo es arcilloso. Para ello puedes realizar diversas inspecciones y pruebas analíticas. A simple vista un suelo arcilloso se percibe como un suelo macizo, poco suelto. Puede ser más o menos rojizo, la arcilla va del blanco al rojo…. Tenlo en cuenta.

Arcilla

Cuando está seco el suelo arcilloso es muy duro y grumoso. Un terrón seco de tierra arcillosa es duro como una piedra. Cuando está mojado es muy pegajoso y pesado, absorbe mucha agua y si tomas un puñado de barro en la mano, verás cómo adopta su forma y no la pierde inmediatamente pues la arcilla es un material tipo “plástico”. Los suelos arcillosos drenan mal y retienen mucha humedad. Si el suelo está bien drenado y es suficientemente rico en nutrientes se le puede sacar un buen partido.

412_79225_4932174_901975Las acciones imprescindibles para sacar un buen rendimiento a un suelo arcilloso son trabajar sus dos puntos medulares, el drenaje será la primera labor a realizar. Es un suelo que necesita contar siempre con un buen sistema de drenaje para eliminar el agua que retiene con tanta facilidad. Y el otro punto medular del suelo arcilloso es el bajo contenido en materia orgánica, por tanto deberás realizar aportes regulares y abundantes de materia orgánica, como composta (principalmente), estiércol, humus de lombriz, etc…

En el Capítulo 3 de “Huerto orgánico En Casa” aprenderás el manejo del suelo y su fertilidad como base para un huerto orgánico.

Si Quieres Obtenerlo Hoy Mismo Sólo Da Clic En La Imagen:

Libro_Huerto Orgánico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *