Organismos Modificados Genéticamente (Transgénicos)

Organismos-Geneticamente-Modificados

En casi todas las culturas, la población ha elaborado muchas tecnologías que continúa utilizando y adaptando. Algunas de esas biotecnologías, como la manipulación de microorganismos en la fermentación para fabricar pan, vino o pasta de pescado, o la utilización de quimosina para fabricar queso, han sido documentadas durante milenios. La ingeniería genética, es decir la manipulación del patrimonio genético de un organismo introduciendo o eliminando determinados genes mediante técnicas modernas de biología molecular, constituye un subconjunto importante de las biotecnologías modernas. Por organismo modificado genéticamente (OMG), denominado también organismo vivo modificado (OVM) u organismo transgénico, se entiende cualquier organismo vivo que posea una combinación nueva de material genético que se haya obtenido mediante la aplicación de la biotecnología moderna.

Tanto el fitomejoramiento clásico como las biotecnologías modernas comprenden conjuntos de instrumentos que utilizan genes naturales como materias primas. Por esta razón, el mantenimiento de la diversidad biológica constituye una preocupación mundial. Ningún país puede prescindir actualmente de recursos procedentes de otras partes. De esta interdependencia derivan los interrogantes éticos acerca de los derechos de las personas pobres y carentes de poder a una distribución equitativa de los beneficios, un acceso equitativo a los recursos genéticos y a las tecnologías y la posibilidad de intervenir en el debate sobre estos recursos. Estos interrogantes y las cuestiones relativas a las medidas complementarias son importantes y se están tratando en otros foros y documentos.

Desde su aparición en los mercados hace unos 10 años, los cultivos y alimentos transgénicos han experimentado una rápida expansión en un número limitado de países, pero ésta ha sido fruto de las estrategias agresivas de la industria biotecnológica y no de beneficios derivados del uso de esta tecnología. Están ampliamente documentados la cercanía de la industria tecnológica con los centros de decisión política, por ejemplo en Europa.

Los impactos sobre el medio ambiente de estos cultivos son cada día más evidentes: aumento dramático del empleo de tóxicos en el campo, desarrollo de resistencias en insectos y malezas, contaminación del suelo, contaminación genética de especies silvestres, la desaparición de biodiversidad. También queda demostrada la dificultad en proteger la agricultura no transgénica de la contaminación por OMG donde éstos están cultivados.

A nivel social; la introducción de la biotecnología en la agricultura ha provocado exclusión social, como se ha visto en Argentina, Brasil y Paraguay con la soja o en la India e Indonesia con el algodón. Avanzar hacia una agricultura sostenible no pasa necesariamente por la biotecnología, ésta además; es un instrumento para unas pocas multinacionales para hacerse del control de la agricultura y alimentación.

Manipulacion-genetica-alimentos

Algunas otras interrogantes éticas se refieren al hecho de que casi todas las principales biotecnologías que se utilizan en la actualidad estén patentadas. En un informe reciente, las Academias Nacionales de Ciencias de Brasil, China, Estados Unidos, India, México y el Reino Unido pidieron conjuntamente a las empresas privadas y las instituciones de investigación que tomaran medidas para intercambiar tecnologías de ingeniería genética con los científicos encargados de aliviar el hambre y fomentar la seguridad alimentaria en los países en desarrollo. Estas tecnologías están sometidas en la actualidad a rigurosos acuerdos sobre patentes y licencias.

Un segundo conjunto de interrogantes éticos con respecto a la biotecnología moderna se refieren a las posibles consecuencias de utilizar OMG o cualquier nueva tecnología para intensificar la producción de alimentos a fin de aumentar la seguridad alimentaria. La experiencia de la revolución verde (1940-1970), llevó a algunos observadores a la conclusión de que los agricultores más ricos se habían beneficiado antes y en una medida mucho mayor que los demás de las variedades sensibles a los insumos.

Mientras que en muchos lugares con una infraestructura suficiente donde se ha llevado a cabo la revolución verde se han obtenido beneficios netos, consistentes en unos alimentos más abundantes y baratos, mediante el funcionamiento de los mercados, las localidades menos favorecidas siguen aún a la zaga. La mujer representa un motivo de especial preocupación, ya que participa en gran medida en el cultivo sostenible y la preparación de los alimentos destinados al consumo de su familia. La pérdida de cultivos tradicionales, así como los cambios en las modalidades de aprovechamiento de la tierra y los problemas consiguientes de salud a los que su familia pueda quedar expuesta le afectan considerablemente (desde el punto de vista económico y social).

El tercer y último conjunto de interrogantes éticos relacionados con la posible aplicación de OMG para lograr la seguridad alimentaria se refiere a las consecuencias imprevistas. Cuando los OMG entren en las cadenas de suministro de alimentos y fibra, se distribuirán de manera creciente en los ecosistemas, incluidos los ecosistemas agrícolas. Experiencias anteriores relativas a bases genéticas excesivamente reducidas de cultivos y animales, dosis excesivas de fertilizantes y plaguicidas y escorrentía de desechos procedentes de unidades de producción intensificada de animales de granja parecen indicar que los efectos sobre el medio ambiente comienzan con las funciones productivas de los ecosistemas agrícolas antes de propagarse a los ecosistemas circundantes. Además de su repercusión en la producción agrícola, los efectos sobre el medio ambiente pueden alterar otros servicios útiles de los ecosistemas, por ejemplo el secuestro de carbono y la corrección de los daños ecotoxicológicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *