Jardines En Movimiento

Transporte público urbano con techos verdes, iniciativa ecológica para la absorción del CO2 en las ciudades. El objetivo es conseguir un jardín que circule por todos los rincones de las ciudades.

bus_1

Los jardines en movimiento son una realidad gracias a Phyto Kinetic, un sistema que permite ajardinar las cubiertas del transporte público urbano. Así se incrementan las zonas verdes, se contribuye a la absorción de CO2, se aumentan la humedad ambiental y se refresca el ambiente, además de embellecer y crear microhábitats para la fauna.

La historia de la jardinería está llena de ideas sorprendentes. Hemos oído hablar de jardines de todo tipo. Desde los jardines colgantes de la mítica Babilonia que deslumbraron al mundo antiguo, a los últimos jardines y huertos portátiles. Las variedades son de todo tipo y los avances científicos ayudan a crear y mantener jardines acordes con las necesidades humanas y del planeta.

La iniciativa Phyto Kinetic, ha sido ideada por el paisajista Marc Grañén, que concibió la idea de convertir las cubiertas de los autobuses urbanos en jardines ambulantes. El objetivo, conseguir un jardín que inunde todos los rincones de la ciudad. Hagamos el cálculo: una flota de 300 autobuses con la cubierta ajardinada, por ejemplo, representaría una superficie de 6.000 metros cuadrados de vegetación desplazándose constantemente por la ciudad, ya que en el techo de cada autobús puede aprovecharse una superficie de cultivo útil de unos veinte metros cuadrados.

La técnica consiste en instalar sobre el vehículo una capa fina impermeable sobre la que se aplica una espuma de sutrato hidropónico, es decir, preparada para sustituir el suelo agrícola por una sustrato mineral en el que se pueden cultivar plantas. Después, se instala una malla ultraligera que protege este jardín móvil del viento, y que evita que se desprendan las plantas. En cuanto al riego no es muy complicado, ya que los jardines pueden regarse cuando los autobuses estén las cocheras, e incluso se ha creado un sistema de goteo que aprovecha el agua sobrante del aire acondicionado de los vehículos.

Uno de los secretos para el funcionamiento de Phyto Kinetic, es una buena elección de las plantas que conformarán el jardín en movimiento. En este sentido, se ha apostado por plantas de exterior que resistan bien las inclemencias meteorológicas, y para ello, nada mejor que apostar por especies autóctonas de cada zona. Otro de los factores a tener en cuenta es elegir plantas no afecten a las personas alérgicas.

En el caso de la experiencia piloto de Phyto Kinetic, que se puso en marcha en la localidad l’Estartit de Girona, España. Presentándose por parte de los usuarios, una respuesta satisfactoria a la verde experiencia. Se optó por plantar gramíneas, flores silvestres y pequeños arbustos que, a priori, son el grupo de plantas con mayor adaptación a este tipo de cubierta vegetal. Sin embargo, Grañén y el equipo de creadores aseguran que las composiciones han de hacerse en función de la climatología, y que los cactus, las hierbas aromáticas y algunas hortalizas también son cultivos más que apropiados para este tipo de jardines móviles.

Las cubiertas ajardinadas en autobuses contribuyen a reciclar buena parte de las emisiones de CO2 que los propios vehículos producen, y lo hacen de una forma totalmente sostenible y respetuosa con el medio y los ciudadanos. Además, las cubiertas no incomodan en ningún momento a los usuarios del transporte y hacen crecer el valor ecológico de la ciudad promoviendo valores pedagógicos sobre sostenibilidad. También este tipo de iniciativas contribuye a embellecer la ciudad, consiguiendo múltiples combinaciones de estética vegetal en nuestros paisajes urbanos.

x

no-olvides

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *