En Todo Bonsái Se Encuentra La Forma Del Triángulo

bonsia1El bonsái une la tierra al cielo y se convierte en una alegoría completa, al conducir al hombre por la ruta de lo espiritual.  El bonsái es símbolo de la eternidad. Efecto que elimina el tiempo. Refleja la armonía del hombre y la naturaleza. Entre el cielo y la tierra.

En todo bonsái se encuentra el triangulo Creador – Tierra – Hombre, este triangulo lo presenta en inclinaciones diferentes en función del bonsái, con lo que confiere entonces su estilo al pequeño árbol. Por esto se dice que cada árbol tiene su propio espíritu, en el sentido de que cada árbol te sugiere una idea. Te Llena y te dice algo

Existe la leyenda del anciano que tenía una cara joven y que éste lo atribuía a su devoción a los bonsái, pues decía que al contemplar su obra no podía envejecer, ya que estos le mantenían el espíritu joven.

En todo bonsái lo más importante no es su edad, sino su diseño y cuidados. Se puede disponer de hermosos bonsái de pocos años de edad, por el contrario de árboles viejos y centenarios mal diseñados y peor trabajados.

La única forma de saber con certeza la edad de un bonsái, es cortar la base del tronco y contar sus anillos anuales, pero quien está dispuesto a cortar su bonsái para conocer exactamente su edad.

Se desconoce realmente cuándo se cultivo el primer bonsái, pero se sabe que ya los antiguos egipcios, practicaban este arte, por los grabados e inscripciones que aparecen en las pirámides.

Los antiguos babilonios, aparentemente también practicaban este arte, pues de ellos nos llegan noticias a través del conocimiento de sus jardines colgantes, que fueron una de las siete maravillas.

Sin lugar a dudas cuando este arte tomó más apogeo, fue en china durante la Dinastía Han dónde se cultivaron árboles miniatura en bandejas planas semejando paisajes con rocas.

Posteriormente comenzaron a cultivarse árboles de forma individual, aunque no se sabe exactamente cuando, a estos árboles se les denominaba Pun Sai, de esta se deriva la palabra japonesa Bonsái. En realidad los caracteres chinos y japoneses en ambos casos son semejantes (árbol en bandeja).

Ya en la edad media, cuando los chinos invadieron Japón, introdujeron la religión budista. En esta religión como en otras, los monjes eran los custodios y portadores de los conocimientos, la sabiduría, costumbres y herencia cultural, por lo que no es de extrañar que estos llevaran consigo su lenguaje escrito, su arte y sus Bonsái…

“El arte Bonsái es la pantalla de un paisaje… Sin el paisaje.” – Nobu Kajiwara

Fuente: https://www.facebook.com/BonsaiCemevetDelValle

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *