Agricultura Orgánica, El Panorama.

BNRwFuaCEAEX2x2La agricultura orgánica, visualizada como componente coexistente con otras formas de agricultura; están comenzando a atraer la atención de muchos países especialmente frente a la reducción del apoyo gubernamental en los créditos a los insumos agrícolas, en la transferencia de tecnología y de la necesidad de consumir cada vez más alimentos orgánicos. como un nuevo estilo de vida más saludable. Para que esto se promueva y concrete, es necesario plantear un enfoque de diversificación en los sistemas orgánicos aumentando a su vez la estabilidad de los ecosistemas, la protección del medio ambiente, la inocuidad de la salud humana y la adaptación a las condiciones socioeconómicas que imperan en los sectores marginados de amplias zonas urbanas y conurbanas de América Latina. Este proceso debe estar basado sobre lineamientos técnicos comprobados en un proceso de coexistencia con lineamientos que provienen de una agricultura sostenible, la agricultura de conservación de suelos, el manejo integrado de cultivos y plagas y las aplicaciones de la biotecnología especialmente en el control de limitaciones bióticas y abióticas que están incidiendo sobre la productividad e inocuidad de los productos.

Un huerto orgánico es un sistema de cultivo de hortalizas, en el cual se trabaja de acuerdo a los principios de la naturaleza. Mientras que en la agricultura tradicional de hoy en día se trabaja bajo el sistema de explotación al máximo de la tierra y propiamente de las especies cultivadas. El manejo de un huerto orgánico casero o familiar y en algunos casos escolar; conduce a grandes beneficios, no sólo en el aspecto económico, sino que también facilita el consumo de alimentos saludables. Su correcto manejo nos conduce a un ahorro de dinero y a una mejor salud colectiva.

células de una planta bajo el microscopio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *