El Imperio Jemer y su Hidráulica

angkor2

El Imperio Jemer o Imperio de Angkor fue un reino cuyo territorio central corresponde con lo que hoy es Camboya en el Sureste asiático. Sin embargo, también comprendía los territorios de lo que ahora es Tailandia, Laos, Vietnam, parte de Birmania y Malasia. El imperio surgió como una escisión de los reinos de Chenlá y Funan y tuvo como centro la Ciudad Sagrada de Angkor, hoy ciudad de Siem Riep, al norte del lago Sap. Su esplendor y la enorme riqueza arqueológica y cultural son la inspiración nacional de sus directos descendientes, la mayoría de ellos jemeres presentes sobre todo en Camboya.

angkor01No hay crónicas escritas que describan cómo se construyeron exactamente estos grandiosos templos, pero está claro que se levantaban a gran velocidad con la participación de auténticos ejércitos de obreros.

Una vez concluida cada sección del templo se procedía a realizar las complicadas tallas. Primero se hacía el dibujo sobre la superficie de la piedra y a continuación se esculpían las formas con ayuda de un cincel. Algunas de las tallas eran enormes: en la galería inferior de Angkor Wat, por ejemplo, se conserva un bajorrelieve de 1.8 m de alto y 16 km de longitud.

Las tallas representaban escenas históricas, sangrientas batallas y grandes desfiles o bien mitológicas. Dioses poderosos, diosas serenas y apsarasas (las bailarinas celestiales que esperaban en el paraíso a los soldados caídos en la batalla) aparecen por doquier. Muchos de los relieves representan escenas de la mitología hindú, principalmente del Mahabharata y el Ramayana, las dos grandes epopeyas de la literatura hindú. Algunas tallas presentan una soberbia pátina creada a lo largo de los siglos por los fieles, que introducían pequeños fragmentos de pan de oro para ganarse el favor de los dioses.

Los edificios no eran la única gloria de Angkor; la ciudad contaba además con dos gigantescos depósitos de agua, otros muchos de menor tamaño y una red de canales de regadío. Estas obras dan testimonio de las avanzadas técnicas de ingeniería hidráulica empleadas por los jemeres. El agua que proporcionaban permitía a la población recoger tres o cuatro cosechas de arroz al año, que fueron la principal fuente de riqueza de la ciudad. Un foso de más de 3 km de longitud presenta una desviación sobre la línea recta inferior a 1.25 cm y uno de los canales discurre con perfecto trazado recto por espacio de 48 km.

000

Los millones de visitantes que cada año se acercan al lugar no suelen fijarse en los complejos sistemas hidráulicos que los jemeres pusieron en marcha en la ciudad imperial. Canales, fosas, terraplenes y grandes depósitos, conocidos como “barays” que según datos científicos, podrían haber sido construidos hace 1.000 años.

angkor_wat_reflectionLa red hidráulica o Sistemas de Riego que montaron los jemeres y que funcionó hasta su caída en el siglo XV, llegó a tener 1.000 kilómetros de longitud en todo su territorio. En los “barays” almacenaban la totalidad del agua sobrante de las lluvias durante el verano monzónico, que luego se utilizaba para irrigar los campos. Se sospecha que un largo periodo de escasez de lluvias, unido al mal mantenimiento de las infraestructuras hidráulicas que montaron los jemeres están detrás de su debacle. Hoy, las ruinas de Angkor, declarada Patrimonio de la Humanidad, aún permiten intuir el espectacular esplendor de un periodo que sus habitantes dejaron morir.

La capital del imperio jemer fue conquistada por los siameses en 1432 y los canales de regadío quedaron abandonados a partir de entonces. El templo de Angkor Wat, inicialmente construido en honor de los dioses hindúes, se salvó de la destrucción al convertirse en monasterio budista. Cientos de monumentos construidos alrededor del templo quedaron sepultados bajo la selva, pero Angkor Wat se convirtió en importante centro de peregrinación budista.

Hasta ahora, los historiadores también han atribuido la caída de los jemeres a factores como la guerra con los expansionistas de Siam y otros pueblos extranjeros, a la superpoblación, a la conversión de su emperador al budismo o a cambios en los patrones comerciales.

Independiente de la verdadera razón de su caída, es muy cierto que el agua es muy importante; significa la vida misma y desde tiempos ancestrales era algo muy preciado y sinónimo de abundancia, prosperidad y bienestar social.

¿Tú que haces para cuidarla?

One thought on “El Imperio Jemer y su Hidráulica

  1. Los muros de contención frontales están decorados con elaboradas tallas a 7 niveles entre las que se distinguen bailarinas y ninfas celestiales (apsaras) y en la laberíntica zanja oculta tras el muro frontal las tallas toman un carácter más trágico y maligno con figuras de diablos. Curiosamente se hallan casi en perfecto estado de conservación ya que permanecieron ocultas durante mucho tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *