Biocombustibles Derivados de Cultivos Agrícolas

biodiesel-1-300x224La generación de biocombustibles derivados de cultivos agrícolas ha cobrado un impulso significativo a nivel mundial en los últimos años. Para México, dicha situación representa una importante oportunidad para el desarrollo, ya que al producir “energía limpia” se puede generar también un importante número de nuevos empleos.Los biocombustibles son combustibles producidos directa o indirectamente de biomasa, como la leña, el carbón, el bioetanol, el biodiesel, el biogás (metano) y el biohidrógeno. Así, pueden ser sólidos como la leña y el carbón, líquidos como el bioetanol y el biodiesel y gaseosos como el biogás y el biohidrógeno. Actualmente, para satisfacer la necesidad de combustibles para el transporte, se están destinando el bioetanol y el biodiesel, los cuales pueden ser de primera, segunda o tercera generación, dependiendo de qué tipo de insumos provienen.

Los biocombustibles de primera generación se pueden producir a partir de cultivos alimentarios. Específicamente, el bioetanol puede provenir de los siguientes cultivos: maíz, caña de azúcar, sorgo dulce y remolacha. El biodiesel puede producirse a partir de una gran variedad de cultivos oleaginosos como el cártamo, la colza, el girasol y la soya.

Los biocombustibles de segunda generación se están desarrollando y derivan de sustancias vegetales no alimentarias como la palma de aceite, la jatropha, la higuerilla, las grasas animales, aceites y grasas reciclados, los restos de cosecha y residuos agrícolas o municipales como la basura orgánica. Este tipo de biocombustibles es atractivo, ya que su producción no compite con la producción agroalimentaria y no pone en riesgo la disponibilidad de alimentos para la población.

Los biocombustibles de tercera generación utilizan métodos de producción similar, pero con organismos específicamente diseñados o adaptados (a menudo por medio de técnicas de biotecnología) para mejorar la conversión de biomasa a biocombustible. Un ejemplo es la producción de etanol a partir de microalgas genéticamente modificadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *